Salvador Dalí lanzó su primer perfume para rendirle homenaje a Gala, su esposa y su musa, por quien profesaba un profundo amor. Para él, el perfume es “el mejor mensajero” de los recuerdos y los momentos de felicidad. 

Para Salvador Dalí, creador de talento multifacético, era natural interesarse en el perfume como forma de expresión artística situada entre el arte y la moda. 

En 1981, mientras finalizaba su cuadro Aparición de la cara de Afrodita de Cnido, el artista realizó el boceto de un frasco inspirado en la boca sensual y la nariz de la diosa de la belleza y del amor. DALÍ fue lanzado en 1983 en edición limitada numerada con un frasco de cristal inspirado en aquel boceto. 

La famosa boca imaginada por Salvador Dalí continúa inspirando a numerosos diseñadores de renombre internacional, particularmente en el universo de la moda y la joyería. 

Su audacia creadora única y su espíritu visionario decididamente moderno le han convertido en uno de los artistas más preciados entre los jóvenes representantes de la escena cultural y artística contemporánea.


Sale

No disponible

Agotado